08.07.2020 | Categoría : spectrum

Los diferentes sistemas de disparo en llaves dinamométricas

Los mecanismos más importantes en las llaves dinamométricas de disparo


Para conseguir una unión atornillada con una fuerza axial específica, el tornillo tiene que ser apretado controlando el par como mínimo, y cuando sea necesario, controlando tanto par como ángulo. En el mundo actual, el apriete controlado es indispensable tanto para trabajos privados como para grandes grupos de empresas internacionales. Para controlar el apriete, se requiere un dispositivo de medición, como por ejemplo una llave dinamométrica.

Hay dos tipos de llaves dinamométricas, las de disparo y las de lectura directa. Su funcionalidad la proporciona un método mecánico, electrónico o electromecánico (que es una mezcla de los dos primeros).

Las llaves dinamométricas mecánicas de disparo usan los siguientes mecanismos:

 

Sistema A – Dinamométricas de deslizamiento

En la llave de deslizamiento, un muñón encaja en el hueco de una leva. Dependiendo del par ajustado, el muelle se comprime mucho o poco y así presiona el muñón mucho o poco contra el hueco de la leva. Cuando se alcanza el par de apriete definido, el muñón se escapa fuera del hueco de la leva con una fuerte sacudida. Dependiendo de la versión, este sistema de disparo puede tener hasta 6 huecos. STAHLWILLE sólo utiliza este método de una forma modificada en los destornilladores dinamométricos hasta 10N·m.

Ventajas:

  • No es posible apretar con un par superior al ajustado, haciendo que este método sea ideal para pares muy bajos.

Inconvenientes:

  • Para pares altos, es difícil controlar la fuerza que se aplicó en realidad en el momento en el que la herramienta dispara. Además, hay un cierto riesgo de lesionarse.
  • Tras el uso, hay que poner la llave a 0Nm para relajar el muelle.
  • Este mecanismo de disparo es difícil de calibrar y ajustar.
  • Cada hueco debe ser calibrado y ajustado individualmente.

 

Sistema B – Sistema de rótula

Un muelle cargado, se utiliza para colapsar el mecanismo de rótulas. En la posición de partida, la rótula está en un ángulo. Cuando se aprieta el tornillo, la rótula se estira y golpea un perno. La tensión en el muelle será mayor o menor dependiendo del par que se haya ajustado, sólo a partir de un par específico se puede mover la rótula para golpear el perno.

Ventajas:

  • Este método de disparo ofrece una respuesta táctil muy clara cuando dispara.

Inconvenientes:

  • Comparado con otros sistemas, este sistema sufre bastante desgaste, tiene un gran número de puntos que están rozando entre sí expuestos a altas cargas dependiendo del par ajustado.
  • Tras el uso, hay que poner la llave a 0Nm para relajar el muelle.
  • Este tipo de llave es difícil de calibrar y ajustar.

 

Sistema C – Leva de disparo

El mecanismo de disparo por levas incluye un muelle cargado presionando un muñón contra el lado inferior de la leva. Al mismo tiempo, el lado superior de la leva presiona al elemento superior bloqueándolo. Cuando se alcanza el par seleccionado, la leva rota hacia abajo y libera el elemento superior.

Ventajas:

  • Este sistema ofrece una respuesta táctil muy buena.
  • La cantidad de desgaste es comparativamente baja por que tiene menos puntos de fricción.
  • Las medidas son más precisas que la llave de deslizamiento o que las llaves de rótula.

Desventajas:

  • Tras el uso, hay que poner la llave a 0Nm para relajar el muelle.
  • Este tipo de llave es difícil de calibrar y ajustar.

 

Sistema D – Bloque basculante

En este Sistema de disparo, la fuerza del muelle actúa sobre el “Bloque basculante” que hay entre los elementos de disparo. La tensión del muelle varía conforme al par de apriete seleccionado. En cuanto se alcanza el par de apriete ajustado, el bloque se mueve de su posición de reposo a una posición girada y genera una señal tanto acústica como táctil.

Ventajas:

  • Disparar la llave utilizando un bloque basculante, permite que la llave funcione tanto a derechas como izquierdas.
  • El Sistema es susceptible de sufrir desgaste.

Inconvenientes:

  • Las herramientas son comparativamente más caras de fabricar.
  • Para pares muy bajos, casi no se oye ni se nota el disparo.
  • Tras el uso, hay que poner la llave a 0Nm para relajar el muelle.
  • Este tipo de llave es difícil de calibrar y ajustar.

 

Sistema E– Leva con varilla de flexión

La leva con varilla de flexión se encuentra en todas las llaves dinamométricas de STAHLWILLE. Moviendo el carro de ajuste a lo largo de la varilla flexible se cambia la distancia efectiva de la palanca. Si se ejerce fuerza sobre la llave, la primera palanca gira y obliga a la segunda palanca a girar en el sentido contrario haciendo chocar su canto con la leva unida a la varilla de flexión. En cuanto se supera la resistencia de la varilla de flexión, la segunda palanca queda liberada y continua su giro golpeando con la pared provocando una señal audible y táctil.

Ventajas:

  • El disparo mediante el canto de la palanca y la varilla de flexión prácticamente no sufre desgaste.
  • El usuario puede ajustar su propia llave fácilmente, sin necesidad de desmontar la llave dinamométrica.
  • Cuando la llave está descargada, el mecanismo de disparo no se encuentra en tensión. No hace falta volver a poner la llave a para liberar la tensión.
  • El disparo produce una señal audible y táctil muy clara.

Inconvenientes:

Para conseguir que el sistema no sufra desgaste, es necesaria una fabricación compleja. Son necesarios materiales de muy alta calidad. Es por esto por lo que los costes de fabricación y adquisición son mayores que los de sistemas menos duraderos.