01.08.2022 | Categoría : Historias de éxito

CNH Industrial apuesta por un sistema electrónico de asistencia al operario


[Translate to Spanish:] [Translate to Deutschland - English:]

Los puestos de trabajo dotados de un sistema electrónico de asistencia al operario son cada vez más importantes en la producción, también para el fabricante de maquinaria agrícola CNH Industrial. La empresa fabrica tractores potentes, fáciles de manejar, fiables y con bajos costes de explotación. En la planta de St. Valentin, en Linz, la empresa ensambla tractores de sus marcas Case y Steyr, así como una serie de New Holland. Para los procesos de atornillado manuales, CNH recurre a sistemas electrónicos de asistencia al operario. Recientemente se han inaugurado cuatro nuevos puestos de trabajo dotados del sistema de asistencia al operario ProTight, en el que están integradas herramientas dinamométricas de STAHLWILLE.

Los puestos de trabajo dotados de sistemas electrónicos de asistencia al operario son cada vez más importantes en la producción, ya que permiten registrar datos y garantizar así la seguridad y la trazabilidad integral de los procesos de producción y los pasos de trabajo; una exigencia cada vez más habitual. Esto es algo especialmente habitual en el caso de los grupos relevantes para la seguridad de los vehículos. Un proceso de producción documentado de principio a fin es sobre todo un argumento positivo de cara al cliente. «Nosotros producimos calidad en lugar de realizar controles posteriores. Es decir, el proceso de control es un elemento integral del proceso mismo de atornillado», explica Niklas Doschko, ingeniero de sistemas en CNH.

  

 

Un sistema de asistencia al operario sencillo reduce las fuentes de error

La nueva solución con los productos de STAHLWILLE se utiliza en el montaje de conductos de dirección hidráulicos entre la cabina y la caja de dirección, así como en el premontaje de cilindros de dirección. En cada puesto de trabajo se ejecutan al efecto entre ocho y doce uniones atornilladas, siempre en una secuencia definida y con diferentes pares de apriete de hasta 195 N m. «El arranque del sistema de asistencia al operario es muy sencillo. El usuario solo tiene que escanear el número de pedido», explica el ingeniero de sistemas. En ordenadores Todo en Uno instalados directamente junto a la línea de producción en las correspondientes estaciones de trabajo se ejecuta el sistema de asistencia al operario ProTight. El operario puede ver en el monitor exactamente la secuencia de las uniones atornilladas y el par de apriete necesario en forma de una imagen fotorrealista de la tarea de atornillado.

 

Datos en tiempo real y un "clic" familiar

Las herramientas empleadas son las llaves dinamométricas electromecánicas MANOSKOP 766 de la serie DAPTIQ. Estas pueden realizar un intercambio bidireccional de datos. Los pares de apriete respectivos son transferidos por el software ProTight a través de un módulo inalámbrico a la llave dinamométrica, que se ajusta automáticamente y de forma fiable a la tarea de atornillado correspondiente. La unión atornillada correcta se comunica al software en tiempo real con marca temporal y el par de apriete efectivamente realizado. Los datos registrados se procesan a continuación en el sistema y se guardan a efectos de documentación. Además, en el monitor se muestra al operario la tarea de atornillado para un control sencillo y seguro. Con este sistema es prácticamente imposible equivocarse al efectuar la unión atornillada. El software únicamente da el visto bueno si la unión atornillada es correcta.

«La llave dinamométrica MANOSKOP 766 tiene para nosotros una ventaja decisiva en las uniones atornilladas manuales», comenta Doschko. «La herramienta avisa con el típico y familiar "clic" de una llave mecánica cuando se alcanza el par de apriete nominal». En la pantalla se muestra adicionalmente un semáforo LED y una indicación digital. «Pero en entornos de producción ruidosos y cuando algún componente oculta la visión de la herramienta, nuestros empleados se fían sobre todo de ese clic claramente perceptible. Eso es algo que no nos ofrecía ninguna otra solución».

 

Procesos simplificados con calidad documentada

La combinación de herramienta STAHLWILLE y el software ProTight no solo garantiza una seguridad de proceso de principio a fin, sino que además permite agilizar y hacer más cómodos algunos procesos de trabajo. Por ejemplo, ya no son necesarios los pasos de trabajo para controlar y documentar las uniones atornilladas. Además, este sistema no requiere de un periodo de instrucción complejo, por lo que se puede disponer de los empleados con mayor flexibilidad.

En CNH ya disponían antes de un sistema de asistencia al operario. «Pero este era demasiado difícil de manejar y demasiado complicado, por lo que tampoco era muy popular», recuerda Doschko. La opinión de los empleados que trabajan en las estaciones de trabajo es ahora mucho más positiva. «La comodidad y la funcionalidad son plenamente convincentes».

 

Instalación rápida y sencilla

La instalación y puesta en servicio de los nuevos puestos de trabajo se llevó a cabo sin mucho esfuerzo interno y en un plazo bastante breve. Para la configuración de la primera estación se necesitaron entre dos y tres días. Con la particularidad de que muchos pasos de trabajo solo es necesario realizarlos una única vez. El tiempo empleado para instalaciones sucesivas se reduce considerablemente, ya que el sistema se puede escalar con suma facilidad. A menudo se requiere para ello menos de una jornada laboral en las instalaciones del cliente. Y una vez configurado, todo funciona prácticamente por sí solo.

 

Niklas Doschko, ingeniero de sistemas en CNH

[Translate to Spanish:] [Translate to Deutschland - English:]
[TRANSLATE TO SPANISH:] [TRANSLATE TO DEUTSCHLAND - ENGLISH:]

[Translate to Spanish:] [Translate to Deutschland - English:]